Es un práctico aditamento que se le coloca a la silla de ruedas y la convierte, en segundos, en un estupendo triciclo eléctrico, que multiplica la movilidad del usuario, abriéndole un nuevo mundo de posibilidades que puede ser mucho más independiente.